16 de junio de 2007

El día que murió El Caballero Rojo



por Miguel U.





Me agarró de sorpresa, me lo dijo mi hermana. La llamé para ver si iba a lo de los viejos hoy sábado. Viste el diario? (para ella "el diario" es La Nación). Qué? Se murió el caballero rojo. Noooo, dije medio en chiste. Y ahora que ya fui y volví de lo de mis viejos con mi hijo y ya lo dejé en lo de la madre, es sábado a la noche y me cayó la ficha de la noticia. El día que se murió el caballero rojo. Es un buen título para un cuento que seguro no voy a escribir.
Yo debo haber tenido 6 años cuando miraba Titanes en el Ring y tenía las figuritas y el álbum. Una infancia argentina en los setentas. Cantaba la canción caballerooooo, caballero rojooooo. Saltaba en la cama con mi pijama rojo y mis hermanas me decían seguí seguí, porque yo cada tres saltos tenía que levantarme el pantalón del pijama que se me caía. Les daba risa.
No sé por qué me gustaría más el caballero rojo que los otros luchadores.
Acá abajo lo encontré en youtube luchando contra Ulises el griego. Alguna vez yo luché así contra el Ulises de Joyce pero no salí empatado. Vaya entonces este humilde homenaje al caballero rojo. Según "el diario", se llamaba Humberto Reynoso, era oriundo de San Pedro, y sus últimas palabras antes de morir se las dijo a su mujer: "Abrazame. Hoy estás más linda que nunca".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Caballero, Caballero Rojo

es intrépido y leal, es valiente y es genial

Caballero Rojo, Caballero Rojo

paladín de la verdad, defensor de la razón

Caballero Rojo, Caballero Rojo

el honor de vencer es su premio

combatir como un gran caballero

la verdad, la justicia es su sueño

y en la lucha ser siempre el primero

Protervo dijo...

Me dió una cosa leer esto y este titanes en el ring no es el mío.

yo veia el de mister moto y el pibe diez, que era una cagada.

Pero lo conocí bastante a benito benito durante, que era amigo de mi viejo.

EmmaPeel dijo...

yo laburo con la momia

Molina dijo...

Qué grosso el Caballero! Su última frase me hace acordar a la que le dijo en su lecho de muerto Juan Bautista Cabral a San Martín: "muero contento, hemos batido al enemigo".
Aunque creo que la del Caballero es un poco más emocionante.