10 de septiembre de 2007

Mi madre era un dispositivo

“Mientras el padre y los niños juegan al Metrópolis, la madre rasguea, con trabajosa exactitud, una canción de Violeta Parra. Mi madre, piensa Julián, cantaba canciones de izquierda como si fueran canciones de derecha. Mi madre cantaba canciones que no le correspondía cantar. Se echaba en el sillón, por la noche, para entretenerse, para soñar con un dolor verdadero. Mi madre era un dispositivo que convertía las canciones de izquierda en canciones de derecha. Mi madre cantaba, a cara descubierta, las mismas canciones con que otras mujeres, vestidas de negro, velaban a sus muertos”.

(de La vida privada de los árboles, de Alejandro Zambra, Anagrama, 2007).
Acá una reseña que hice sobre esta novela.

3 comentarios:

$ dijo...

Buena cita.

En chile anagrama vale un ojo de la cara, lamentablemente.

(no quiere decir que no vaya a comprarlo, pero siempre es bueno recordar lo caro que son los libros en este país)

AjV dijo...

Un grosso Zambra.
Aquí una entrevista con él:
http://soloentrevistas.blogspot.com/2007/09/alejandro-zambra.html

Estrella dijo...

Qué buena cita.
Voy a la reseña.
El cuento de En celo es uno de los mejores del libro. ¿Para cuando otra novela?