29 de mayo de 2008

Poetas argentinas, una antología posible


por Rodolfo Edwards
Compilado por Andi Nachón, este volumen reúne textos, de muy diversos estilos y poéticas, de autoras nacidas entre 1961 y 1980. La presencia rectora de Alejandra Pizarnik.

POETAS ARGENTINAS (1961-1980)
Selección y prólogo de Andi Nachón
Ediciones del Dock
310 PAGS.

El gran problema de las antologías sigue siendo su imposibilidad de impartir justicia, por algo alguien las llamó “antojolías”; no obstante, un trabajo de este tipo es una peligrosa arma cargada de futuro: con el avance de los años no podrá dejar de ser un dispositivo funcional a las redes burocráticas del canon, será un acorazado de papel, de mayor o menor calado, resistiendo los embates del olvido, en medio de miríadas de náufragos. En suma, una antología es no es otra cosa que una selección de piezas literarias siguiendo patrones y criterios a piacere del compilador, no exenta de responsabilidad histórica. Por si quedara alguna duda, Andi Nachón, responsable de la compilación Poetas argentinas (1961-1980), precisa en el prólogo: “Una aclaración: como lectora siempre he sentido que el compilado entraña un gusto amargo. Nunca es suficiente, jamás podrá ser total –qué quedó afuera, qué poemas faltan, cuánto más pudo presentarse aquí-".

Esta antología completa el arco que abrió Poetas argentinas (1940-1960), textos reunidos por la poeta Irene Gruss; ambas publicaciones toman como referencia el año de nacimiento de las autoras: de esta manera, se abarca una considerable franja temporal que arranca con las poetas que empezaron a publicar en la década del sesenta y se extiende hasta nuestros días, ya que se extraen trabajos provenientes de libros publicados en el reciente 2007. Revisando antologías de poesía argentina del siglo XX, la presencia femenina es escasa o casi nula. Por ejemplo en Los nuevos, selección de cuentistas y poetas publicada por el influyente Centro Editor de América Latina en 1968, entre los 16 poetas antologados, sólo aparecen Juana Bignozzi, Alejandra Pizarnik y Susana Thenon, representando al padrón femenino. Habría que esperar hasta la década del 80 para que la poesía escrita por mujeres adquiera visibilidad. A partir de allí las damas dejaron de ser convidadas de piedra y se incrementa la difusión de sus obras, llegando a tener en los años 90 plena incidencia en el campo cultural, ya sea a través de la organización de eventos y edición de revistas o por la fundación de editoriales independientes.

En el período trabajado por Nachón, se advierte este proceso no sólo por la prodigalidad de estilos y poéticas sino también por la soltura y naturalidad con que se ejerce el oficio. Una antología también se define por sus ausencias y, a la vista de la ajetreada actividad poética que protagonizaron los poetas (mujeres y varones) durante los años 90, hay nombres como los de Fernanda Laguna, Cecilia Pavón (participantes junto a Gabriela Bejerman de colectivos como Belleza y Felicidad), Romina Freschi, Karina Macció o Leonor Silvestri, todas poetas de alto perfil en los últimos diez años, que hubieran merecido un lugar en el libro, pero la antóloga privilegió en su elección obras menos divulgadas. El vitalismo y la fibrosa enjundia que mostraron las mujeres en sus apariciones públicas en librerías, centros culturales, bares y discotecas, en transgresoras perfomances, en encendidas mesas redondas, en impactantes intervenciones ensayísticas, no se refleja en los textos, salvo contadísimas excepciones. Un tono fuertemente deceptivo recorre muchos de los textos, a tono con un mainstream de la poesía argentina, como si la omnipresente presencia rectora de Alejandra Pizarnik siguiese guiando la pluma de las jóvenes poetas.

Otro rasgo que se repite en los textos es la apelación a metáforas de origen vegetal para simbolizar intimismos solipsistas, a veces sufrientes in extremis: “apasionadamente corto el pasto/ahora/y no es mi culpa/hipéricos arrancados de cuajo/me perdonan/la cuchilla/harta de morder piedras ocultas/me perdona”, dice Eliana Navarro en el poema “Insensata”; “Las flores de cereza de los árboles/sobre las calles lentas/develan algún secreto de los vecinos” (Laura Forchetti); “Bullicio, jolgorio/damascos que se pavonean/olorosas margaritas, eucaliptos descarados” (Mercedes Araujo). Es dable destacar también la ausencia casi total de lenguaje coloquial o modismos de época; la mayoría de los poemas seleccionados apelan a un vocabulario neutro, contenido, contrastando con el machismo exteriorista y la afectada ironía que abundó en la poesía de los hombres del 90.

Cuestiones sociales aparecen de soslayo, salvo en la rotunda poesía de María Medrano (“te despiertan a las 2/te duchás/te vestís/te maquillás/esperás/te buscan a las 4/te requisan/te bajan a judiciales/sacan fichas dactilares”) o en la feliz amalgama conceptual de los poemas de Claudia Masin (“Todo lo que perdemos suma una cifra/única, la nuestra. Si perdieras algo tuyo,/algo que no estaba destinado a perderse, tu cifra sería inexacta para siempre”) A veces un verso certero, queda reverberando en la memoria de los lectores y por razones de diversa índole, epocales o no, se transforma en epítome envasado en un frasquito de azafrán. ¿Qué amante de la poesía no recuerda la línea “esa mujer se parecía a la palabra nunca” de Juan Gelman? En Poetas argentinas (1961-1980) hay un poema de la porteña Clara Muschietti que en un momento dice: “éste no es el tiempo de las grandes ligas” y en el contexto adquiere un ímpetu definitorio; la crisis axiológica surgida a partir de los años 90, que continúa su derrotero ya bien entrado el nuevo siglo, parece encontrar en ese verso una adecuada etiqueta. A falta de épica, sólo queda el repliegue, habrá que guardarse hasta la próxima vez. Son tiempos “post-post”, es hora de asumirlo. Se agradece la inclusión en el libro de abundante información bibliográfica que ubica debidamente al lector en tiempos y espacios.
(publicado en la revista Ñ, 24 de mayo de 2008)

13 comentarios:

LU dijo...

El libro debe estar muy bueno pero a mi parece que el hecho de que sea una antología solo de mujeres delata la marginalidad del grupo en el campo literario. Estarían las poetas mujeres por un lado y por el otro todo el resto de la humanidad poeta, osea los hombres. El otro día estaba mirando mi biblioteca y pensé "todos tipos". Y me puse a pensar que son años y años de leer literatura hecha por hombres. En algo me debe haber hecho mal.

TiTo A. dijo...

¿Por qué cayó en desuso -sospecho que hasta en demérito- el sustantivo "poetisa"?

Marco dijo...

Pasen http://www.elpajaroenelojoajeno.blogspot.com/

Marco dijo...

pasen: http://www.elpajaroenelojoajeno.blogspot.com/

Nicolas dijo...

La famosa Pizarnik, y todavía no puedo toparme, ni siquiera por accidente, con un libro de ella.

Abrazos.

Palabras dijo...

Pizarnik a veces me parece buenísima y aveces no se puede creer lo efectista -en el peor sentido- que trata de ser...

mariano sandokan dijo...

y pensar que Aira pasó de largo.
Esto quiere decir que a la gente le interesa más la poesía que la prosa?
Al menos en este post si.

leyeron a Maqui Corvalán?

Desperdicia dijo...

tanto la nombran... a propósito de la antología o de sus solapadas críticas, una frase que vendría como anillo al dedo: "Siempre más o menos. Hemos comido del árbol del Más o Menos. Buscamos absolutos y no encontramos sino cosas" A.P.

Sebastian Kirzner dijo...

Igual la editorial tiende a sacar cosas muy interesantes como Viel Temperley completo. Libro que recomiendo firmemente, solo por eso confianza grata hacia ellos.

Te invito a que conozcas:

www.miradorliterario.blogspot.com

La primer Videoteca Literaria Independiente de los circuitos circunvalantes de buenos aires, todo lo que sucede con los poetas, escritores y performes, en videos con recitados de ellos mismos.

Creo que vale realmente la pena hecharle un vistazo y de paso, darle promoción ya sea en el blog, o de boca en boca, a una movida puramente independiente y de esta manera crear un legado digital de un proceso, que a mi parecer comienza nuevamente a gestarse fuerte en las letras.

Gracias de antemano, mucha literatura y saludos...

Sebakis

p.d: Y como siempre, mas que invitad...a pasar por mi blog a saludar.

Sebastian Kirzner dijo...

Igual la editorial tiende a sacar cosas muy interesantes como Viel Temperley completo. Libro que recomiendo firmemente, solo por eso confianza grata hacia ellos.

Te invito a que conozcas:

www.miradorliterario.blogspot.com

La primer Videoteca Literaria Independiente de los circuitos circunvalantes de buenos aires, todo lo que sucede con los poetas, escritores y performes, en videos con recitados de ellos mismos.

Creo que vale realmente la pena hecharle un vistazo y de paso, darle promoción ya sea en el blog, o de boca en boca, a una movida puramente independiente y de esta manera crear un legado digital de un proceso, que a mi parecer comienza nuevamente a gestarse fuerte en las letras.

Gracias de antemano, mucha literatura y saludos...

Sebakis

p.d: Y como siempre, mas que invitad...a pasar por mi blog a saludar.

01 dijo...

Cuando me invitan a firmar un blog me hacen acordar a mi infancia cuando alguien se quebraba un brazo y le firmaban el yeso.

Enana boicoteadora maldita dijo...

excelente, como no podia ser lo tuyo de otra manera.
aca figura algo mas

http://leomiau76.blogspot.com/2008/01/poetas-argentinas-1960-1980-ed-del-dock.html

IGual Andi esta siendo mama y es feliz sin mas y sin amargura porque va a trascender y dejara su semilla en el mundo

pavotas child dijo...

hay grandes ausencias, como la de cuqui, la mejor poeta cordobesa