11 de diciembre de 2008

Un burrito llamado Siete de Oros

"Bien que Siete de Oros se inventa, siempre en lo suyo. No la larga plaza del claro, ni el surco del sueño: sólo un remanso, reposo de pausa, con las pestañas mediando los ojos, el mundo de afuera hecho un sosiego, colado en la casi sombra y, de dentro, profunda certeza viva, subida de raíz; con las orejas -espejos del alma- , temblando, como punteros de cuadrante, ante los episodios del camino, a través del puente nebuloso por donde los burritos saben ir, lado a lado, sin conversación, sin preguntas, cada uno en su lugar, despacio, por los siglos de los siglos, mansamente amén".

Sagarana, João Guimarães Rosa

2 comentarios:

ale be dijo...

Guimaraes Rosa es genial!!
Quién hizo la traducción?

maría dijo...

qué beyeza.
todo lo suyo me parece una beyeza.