24 de julio de 2007

Declive

por Rodrigo (de Fideos con Manteca)

Con la merma joven me cocinaba verde y la saliva nutría al labio si, siempre sí, estaba más rojo: como el color absoluto, ese límite era una idea; por eso era buena, verdadera y terrible: ella era rojos y yo verdes puros, porque descubría que esos colores, sin ser blancos o negros, caían en un punto y chocaban con la luz del fondo de un tunelcito: la muertecita del día, le decía, los segundos de mayor altura.
Mi vida se ordenaba de a muertecitas los martes, miércoles y jueves cuando me bajaba del 53 a la noche, a eso de las 20.30. Caminaba para esa esquina y mi vista pasaba una energía que duele como por un embudo y le atendía pinchando esas gomas brutales, mis gomas; aunque de mí a ella nos separaban los metros y un vidrio lleno de fichas de audio, cobre y teléfonos inalámbricos. Hola, Mariana y Hola, Rodrigo, me respondía y sonreía. Era tan bueno escucharla que pensaba que encontrarse era dibujarse ideas dulces de a puntitos en la cara y aguantarse la fuerza de todos los músculos que conspiraban una rápida emperración: yo sé que el mundo se habría partido en mil pedazos si en esos momentos me hubiese bajado los lienzos y ella doblado el cuerpo contra el mostrador con fuerza matemática.

Así que pasó el tiempo y no pasó nada. Lo único que tenía eran brazas de ganas en la cabeza, hasta que ella tuvo un Nextel que pirí pirí a un tipo de Pablo Podestá y no nos miramos más.

Mientras hacía mi trabajo descargando cajas, ahí me la encontré y me explicó que hoy a la tarde la habían despedido y que ya ahora, todo así de una, se estaba mudado con el novio a una casa a unas cuadras por allá adentro.
Y les voy a hacer un juicio: él era mi primo y para poner a la cuñada me sacó así sin nada, tan sin esperarlo dijo y parecía que tenía 10 años, que tengas suerte, por Palomar te vamos a extrañar y le sonreí como sé sonríe y se acaricia: sin exagerar y sin sentirse miserable, sólo y ridículo.

8 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Muchachos, cada vez escriben mejor, pero por favor se los pido, garchense alguna de una buena vez, los comentaristas piden a gritos consumación y desahogo.

EmmaPeel dijo...

Don Barban: Los mushashos la juegan de loosers, gran estrategia de marketing

Simpática y puntual dijo...

uf, emmapeel, qué atinado tu comentario, esa estrategia suele dar grandes resultados.

moret dijo...

muy bueno
muy bueno

Lunita dijo...

es la tecnología, rodrigo... al final no acerca las distancias.

Fideos y Fideos dijo...

T, E, SyP: no es de looser, es de pancho. Son dos cosas distintas.
M: Gracias
L: no a los tegnologiles

Simpática y puntual dijo...

un "pancho" seductor.
esta frase "y ella doblado el cuerpo contra el mostrador con fuerza matemática." es genial.

principio de incertidumbre dijo...

simpática y puntual se me adelantó. Comparto.


Y saludos.