27 de noviembre de 2007

La pelota

por Miguel U.
Iba a la parada del 61 hablando por celular y se cortó. Enfrente al colegio de la esquina vi una pelota naranja de plástico entre los autos. Se les había caído. Un tipo de mi edad que cruzaba medio que hizo jueguito. Los chicos desde arriba le gritaron señor señor la pelota, pero el tipo hizo una gambeta sonriendo y la dejó. Le debe haber dado vergüenza o algo así. Viejo choto, le gritaron. Varios autos pasaron cerca de la pelota que seguía en la calle. Casi la pisan. Yo crucé y la agarré. Tuve que esquivar una combi que venía rápido. De nuevo: señor señor, acá, de bolea! Desde la vereda de enfrente calculé. Era un patio en un tercer piso. Todos mirando. Podía fallar. La patié fuerte por las dudas; mejor pasarme que quedarme corto. Y la pelota hizo una parábola exacta al patio. Bieeeeeeeeen, gracias señor!!!! El héroe de los niños.
Si fuera el comienzo de una película, para que funcione la escena, el tipo tendría que o encanutarse la pelota en la mochila y partir con un gran corte de manga a los colegiales, o hacerse el canchero y colgar (sin querer) la pelota a la mierda en el techo de la casa de al lado. La escena termina que se sube al bondi bajo los insultos y los gargajos de los niños.

9 comentarios:

Lexi dijo...

varias veces me pasó, pateo siempre a cualquier lado...

Horacio dijo...

Muy bueno. No sé por qué pero estuve muy pendiente durante todo el relato de que viniera el 61.

meki dijo...

Que la película se llame El héroe de los niños, y que arranque con el tipo encanutándose la pelota. Y que sea un thriller con humor negro.

Jaramillo dijo...

Una vez devuelta la pelota, el 61 podría atropellar a Miguel, haciendo que los niños se replanteen su condenada existencia jugando al fútbol en un tercer piso.

Horacio es un fuckin zombie, Señor de Abajo. Un zombie que comenta. Cool.

Muppets de Balcón dijo...

Y esos niños luego podrían volverse resentidos sociales en un mundo hostil que roba inocencias de manera gratuita... Una película de Trapero que con su acostumbrada intensidad barrial logra capturar el temprano despertar de la desilusión.

EmmaPeel dijo...

el tipo se la lleva en la mochila y uno de los pibes empieza la búsqueda de ese tipo, esa mochila, ese 61, obviamente el pibito es el de Valentín

paula.p. dijo...

tiener razon emma, q actúe ese pibito
p mi que el tipo la emboque, a un 3ero o un 5to o un 7mo. y que dsp le salga todo mal el resto de la pelicula

El señor de abajo dijo...

hay que hacer una versióncon todas las variantes propuestas y que se titule "el jardín de pelotas que se dispersan"

miguel

Guillermina dijo...

me causaron mucha gracia los comentarios sobre todo el de muppets..., excelente...yo quisiera saber cómo hubiera reaccionado Miguel si erraba, y ante la presión de un nuevo intento (y segundo acto de solidaridad) si volviera a errar...jajaja ¿cómo se maneja la humillación ante ajenos?