19 de noviembre de 2008

A Sao Paulo con Juan

Estamos en las Baladas Literarias. Por la Richieri, bordeando Villa Celina, una multitud lo despidió a Incardona con pañuelitos blancos. ¡Adiós Chorza!, gritaban a nuestro paso. Después la chica del check in le dijo que le veía cara conocida. En el avión la azafata le regaló un alfajor de más. Y acá el programa de actividades sólo tiene foto de él. Estoy viajando con una celebridad.

p.mairal

6 comentarios:

marina k dijo...

qué lindo post. me dio nostalgia de mi amigo.

paula.p. dijo...

quilushioooon!

necesitan que alguien corte los abacaxis?
o, puedo llevar los anillos?

Luciana dijo...

Sueño con llegar a Sampa y cantar:

Alguma coisa acontece no meu coração
Que só quando cruza a Ipiranga e a avenida São João
É que quando eu cheguei por aqui eu nada entendi
Da dura poesia concreta de tuas esquinas
Da deselegância discreta de tuas meninas...

Anoche soñé que Juan D. venía a visitarme a mi casa.

Marina dijo...

oLLLvio

tony wilson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maría dijo...

qué collage!