21 de abril de 2008

Consumidor Final

10 comentarios:

Valeria dijo...

Gracias por tu generosidad....traté de conseguirlo pero me avisaron que estaba agotado. Tal vez te interese saber hay un séquito de señoritas que está detrás de tus escritos, según me comentó ofuscadísimo un vendedor de la libería Hernandez que casi indignado me dijo textual: "no sé que pasa con este tipo de repente un montón de chicas preguntan por sus libros, no sé que le ven...no dice nada sólo tiene ojos claros" A lo que respondí de no te conocía y que lamentaba no haber sido original en la búsqueda, pero que no compraba libros por la cara del escritor, pero creo que ya no me prestaba atención. Evidentemente tiene algo con vos...

LU dijo...

Buenísimo!! mil gracias

ale be dijo...

¡Buena idea! Yo también conozco muchas "chicas" que andan buscando tu poesía (algunas tienen el doble de tu edad, ¡pura experiencia!)

ote dijo...

este libro es increíble, gracias pedro

Mirta dijo...

HOLA, VAL, YO PERTENEZCO A ESE SEQUITO DE SEÑORITAS QUE SE RECORRIÓ TODAS LAS LIBRERÍAS BUSCANDO
CONSUMIDOR FINAL Y TIGRE COMO LOS PÁJAROS... Y PODRÍA HACER UNA DESCRIPCIÓN DE TODAS LAS RESPUESTAS QUE TUVE
SIN PALABRAS, SOLO CON GESTOS. (AHORA ENTIENDO NO ERA LA PRIMERA)
YO LE RECOMENDARÍA AL MUCHACHO DE LA LIBRERÍA, HERNÁNDEZ, QUE LEA UN LIBRO DE MAIRAL, QUE COMIENCE CON “HOY TEMPRANO”, Y TAMBIÉN LE EXPLICARÍA QUE NO PASA POR LO QUE UNO LE VE… SINO POR LO QUE UNO SIENTE LEYÉNDOLO.
APARTE HOY EN DIA, NO ABUNDAN LOS HOMBRES INTELIGENTES Y SENSIBLES, Y TENEMOS DERECHO A TENER UN AMOR PLATÓNICO, E IMAGINAR QUE COLGÓ SU LIBRO POR PEDIDO DE ALGUNA LECTORA.

Jaramillo dijo...

Grande Mairal, esto es como volver a construir el muro de Berlín.

Rosa Lejana dijo...

Buenísimo, che!!

. dijo...

Habiendo leído los poemas, creo entender la ira reduccionista del Sr. Hernández.
Generosidad se agradece.

Marina dijo...

Pedro, gracias, admiro tu poesía, me parece honesta y no por eso deja de ser profundamente bella.
Abrazo!

Merce dijo...

1) Pedri, sólo pasaba por algún post para decirte que están geñales tus esculturas de alambre. ¿Por qué no puedo dejar comentario ahí?
2) El señor Hernández no se da cuenta de que hay que hacer el amor con las palabras. Pedri, yo tendría una noche de sexo y daikiri con vos.